1197229_wallpaper-azul-claro.jpg

LE JOURNAL DE
L´ÉCOLE

 
AZUL.png

DÍA DE LA MADRE

¿Qué decir de una madre? ¿Qué es una madre? ¿Qué no es una madre? una mujer fuerte que lo dio todo, lo da todo y lo dará todo por sus hijos, sus crías, sus pequeños, nosotros. Lo es todo y guía nuestros caminos. ¿Es la salida en el laberinto de mi vida?,¿Es la llave que abre las puertas de mi vida? Es el inicio y el fin de la vida, al menos de la mía. Infinito amor el que da y el que ha de recibir. Cuando éramos pequeños los problemas que ahora son mínimos eran entonces tan grandes como rascacielos. Preocupados por el disgusto que tendría cuando nos sanaba los rasguños que nos habíamos hecho en el parque, cuando manchábamos la ropa blanca del verde de la hierba en verano, o cuando nos enfadábamos por que el sándwich del recreo era de pavo en vez de Nutella. Creíamos odiarla cuando nos obligaba a acabar las verduras del plato. Pero es ahora, al escribir estas líneas, que me percato de lo asombroso que es el amor y la admiración que siento por ella, pero si ya es grande el que ella siente por mí, por nosotros, hijos es inmesurado, incalculable, infinito, sencillamente inefable.


 Cada mañana el alba endulza la misma y, a lo lejos, intangible, el horizonte. Lejos lo vemos, aún más lejos llega el amor de una madre. Una madre ama en cualquier situación. Me agarraba cuando a mi bici le quitamos los ruedines, me levanta cuando me caía, inspeccionaba de arriba a abajo mi habitación cuando yo pensaba que había fantasmas, conducía conmigo el coche que construíamos con los cojines del sofá del salón, ella, mi armadura frente a mis problemas y mi espada a la hora de abatirlos. Me ha salvado en miles de ocasiones, ha sufrido de más cuando era a mí a quien le tocaba. Recuerdo discutir con ella por tonterías sin importancia, pero reconciliarnos era la mejor de las sensaciones.


Ahora entiendo que ella también tenía sueños, sueños que cambio por mí, mi alegría, mis caprichos. Aunque llevara siete bolsas con la compra siempre le sobraba una mano para dármela al cruzar la calle, me dejaba el ultimo trozo de pizza y se tomaba el helado que yo me había pedido y que no me gustaba. Guapa, inteligente, generosa, empática, trabajadora, bella, cariñosa, bondadosa, ejemplar, admirable, brillante una madre, mi madre. Te quiero, tú me quieres más. Eres todo lo que deseo. Me das, me concedes, me amas, me quieres, me aconsejas, me proteges, me apoyas, me cuidas, me ayudas me corriges, me enseñas, me completas, me das, me regalas, me guías.


 Gracias Mamá

 

ARTICLES DU JOURNAL DE L´ÉCOLE UXSC

 
Multitud con máscaras

LE COVID